"SIGUE EL RADAR DE LA SUSTENTABILIDAD"

Search

(icono) No Borrar
ARTíCULOS RSE
Imprimir Imprimir

Responsabilidad Social y Medios de Comunicación

Fuente: Fundación PROhumana

En el debate sobre la responsabilidad social de los medios de comunicación es frecuente encontrar la pregunta ¿cuál responsabilidad social? ¿la de los medios de comunicación en tanto difusores de información y el ejercicio debido de quienes trabajan en éstos? O ¿la responsabilidad social de los medios de comunicación en tanto empresas?. Al respecto es importante señalar que ambas preguntas son válidas y legítimas, en tanto tienen respuestas diferentes porque el foco es también diferente.

 

En efecto, hablar de responsabilidad social de los medios de comunicación en sentido lato nos exige responder en ambas direcciones. Al ser un ejercicio osado, en esta oportunidad centraremos la discusión intentando dar pistas por separado. En honor a la responsabilidad de estas opiniones es importante decir que los próximos argumentos no agotan el enorme potencial de ideas que constituyen este tema.

 

Nadie duda que los medios de comunicación son una herramienta muy apreciada en los tiempos que vivimos porque son los que logran “mediatizar”, “poner en el tapete” y en cualquier conversación temas que son “seleccionados” como de interés. Esta aseveración tendrá sus objetores, especialmente aquellos que señalan que los medios son o, por lo menos aspiran a serlo, difusores de la verdad o la cinta transportadora de la información que fluye de la sociedad. Estos argumentos tendrán por supuesto voces que maticen lo anterior señalando que los medios de comunicación son generadores de realidad, promueven la formación del consiente colectivo y generan opinión a favor o en contra de cualquier situación de interés dictada o pauteada por ellos. Una mirada más crítica en cambio dirá que los medios de comunicación son un reflejo de los tiempos que corren en tanto son utilizados por quienes tienen acceso a ellos o simplemente quienes tienen su control.

 

Cualquiera sea la respuesta o la tendencia que adscribamos nadie podrá disentir en que en la actualidad la responsabilidad social de los medios de comunicación es un tema de enorme trascendencia. Los medios de comunicación, sus dueños y periodistas son agentes socializadores y por lo tanto inciden de manera decisiva no sólo en el lenguaje, formación de ideas y creencias sino también en la formación de hábitos, opinión y conductas en los diferentes sectores de la sociedad. Además, son organizaciones donde conviven personas y se relacionan laboralmente. Por su influencia y poder pueden contribuir al desarrollo de una cultura con responsabilidad social (Fundación PROhumana).

 

Entonces, los medios de comunicación y periodista deben comprender que su actividad debe ser activa para alcanzar las transformaciones necesarias, especialmente aquellas que los grupos más vulnerables de una sociedad no pueden esperar: empoderar a la sociedad de mayores índices de dignidad humana; democratización de la sociedad mediante la generación de condiciones propicias para el diálogo, la creación de un clima de confianza en las relaciones de las personas y demás actores de la sociedad. Los periodistas y medios de comunicación deben tomar conciencia, que los temas sociales deben ser convertidos en una prioridad de las editoriales, no sólo denunciando sino proponiendo soluciones.

 

En Chile, existe la percepción de que cada vez más se expande la brecha entre la agenda pública, es decir, los temas que instalan los medios de comunicación y la agenda ciudadana, que se refiere a los intereses que en su mayoría son promovidos por la sociedad civil. Lo mismo sucede con la agenda gubernamental, quien también ve obstaculizada su labor. Este esbozo tiene sus orígenes, principalmente, en una estructura de propiedad de medios muy concentrada inhibiendo la diversidad de fuentes de opinión e información.

 

Para responder a las preguntas iniciales, es preciso concluir que la responsabilidad social requiere que la actividad periodística sea comprendida como “bien social” y por lo tanto quienes participan en ella responden por la información trasmitida y, a los periodistas, dicha responsabilidad les exige actuar bajo cualquier circunstancia, en conformidad con su conciencia personal. Mientras que a los medios de comunicación en tanto instancias de socialización, difusión y constructores de sentidos e identidad deben velar porque tanto en su interior existan condiciones que sean coherente con estos postulados. Libertad de expresión, impedir la autocensura y establecer alianzas con actores que representan diversidad y son también generadores de información procedentes de la propia sociedad es uno de los principales desafíos para que un medio sea socialmente responsable. También es necesario cambiar la relación con las empresas las cuales son vistas solamente como auspiciadoras de su propia sustentabilidad. Establecer criterios que estén basados en una ética compartida es uno de los desafíos para una próxima reflexión.