"SIGUE EL RADAR DE LA SUSTENTABILIDAD"

Search

(icono) No Borrar
NOTICIAS PROHUMANA
Imprimir Imprimir

Quiero vivir sin miedo al mañana

Por: Soledad Teixidó, Presidenta Ejecutiva de PROhumana

Somos el 50 por ciento de Chile. Nos consideran responsables, trabajadoras, claves para el crecimiento de la economía de nuestro país; sin embargo, seguimos desprotegidas y discriminadas.
Lo increíble de esta situación es que la gran mayoría de nuestros abuelos, padres y hermanos siguen aún considerándonos no merecedoras de los mismos derechos que ellos. El solo mencionar que esto ocurra parece inverosímil, pero la realidad muestra que quienes no nos respetan son nuestros propios familiares, ya que las cifras que evidencian la inequidad en la que vive la mujer en Chile son públicas hace varias décadas y no existe reacción de ellos frente a esta situación.
Nuestros padres y madres se esfuerzan por invertir en educación para que nos vaya bien en la vida, pero no abogan para que recibamos un salario equivalente al que nuestros compañeros hombres, hermanos, primos y amigos acceden. Esto último suena extremadamente contradictorio, invertir en formación para que no se reconozca algo tan básico que es un sueldo igualitario con nuestros pares masculinos.
Aún más, esta inequidad salarial tiene una gran repercusión en todo lo que son las posibilidades de desarrollo económico –y de todo tipo- a lo largo de la vida de la mujer, impactando por cierto a su círculo familiar, y por último mermando la jubilación de las mujeres en este país, haciendo más viable que se incremente el vivir en condiciones precarias al final de la vida, a pesar de haber estudiado, trabajado intensamente y además –en gran la mayoría de los casos- siendo la cabeza de familia.
Hemos tenido que ir creando leyes que nos protejan y que se nos respete en la calle, ya que algunos hombres sienten el derecho de ofendernos públicamente. Muchos recordarán la muñeca de plástico que hace unos meses Asexma regalo a un Ministro de la República y que creó una gran –pero ya olvidada- conmoción de repudio a este hecho.
Estamos expuesta a que nos violen o golpeen, y cargamos toda una vida con el temor a que esto pueda ocurrir ya que nadie está libre ni por clase o edad. La marcha #NiUnaMenos nos mostró que un grupo en la sociedad chilena se cansó de que las mujeres sean golpeadas injustamente, y no solo eso, en ocasiones asesinadas.
No deja de sorprenderme que al 2017 el 50% de la población de Chile viva una situación de tanta precariedad y a pesar de eso sigamos trabajando comprometidas por nuestro país.
Desde PROhumana venimos abogando por los derechos de las personas desde el año 1998. Ya son 20 años de trabajo por mejorar las condiciones de vida de muchos y no claudicaremos en nuestro compromiso. Sin embargo, ya desde el 2015 hemos puesto énfasis y empezado con fuerza a trabajar por el respecto a los derechos de las mujeres en Chile, a través de diferentes acciones, ya que nos hemos cansado de ser discriminadas y ver mermadas nuestras posibilidades de vida con seguridad y con equidad económica.
Lo anterior es una convicción y compromiso, por lo que a partir del 13 de abril del 2017 se lanza la “Alianza X el género”, una iniciativa que pone metas al 2020 y que confiamos cambiará nuestras vidas. Se acabó el vivir en inequidad. Invitamos a todos y todas a sumarse a esta Alianza que cambiará nuestro país.

Columna publicada en El Libero