"SIGUE EL RADAR DE LA SUSTENTABILIDAD"

Search

(icono) No Borrar
ACTUALIDAD
Imprimir Imprimir

Ley de Inclusión laboral: Jóvenes con discapacidad intelectual se suman a Cristalerías de Chile

El pasado 1 de abril fue  un día trascendental para el Colegio Especial Brillo de Luna de Llay Llay. Cuatro de sus ex – alumnos se integraron al equipo de Cristalerías de Chile, en calidad de trabajadores de las empresas Sodexo y Apunto, las cuales prestan servicios de limpieza y casino. Lo anterior, en el marco de la nueva Ley de Inclusión Laboral, que tiene por finalidad promover una integración eficaz de las personas con discapacidad, tanto en el ámbito público como en el privado.

Los alumnos del colegio Brillo de Luna han estado preparándose por años, siendo capacitados en distintas áreas, en especial en el tema del reciclaje, a través de un trabajo conjunto con Cristalerías de Chile, que ha permitido a los jóvenes de la institución educativa proveer de vidrio reciclado al ciclo productivo de los nuevos envases.

Para Solange Aedo, Directora del colegio Brillo de Luna, es un orgullo ver cómo alumnos que se han formado con excelentes cualidades y habilidades como trabajadores son elegidos para el cumplimiento de la ley de inclusión laboral por parte de Cristalerías. “Es la oportunidad de un trabajo formal, con una remuneración real y en igualdad de condiciones con el resto de los trabajadores”, explica.

Por su parte, José Miguel del Solar, Gerente de Personas y Sustentabilidad de Cristalerías de Chile señala que la llegada de los egresados a la planta de Llay Llay significa poder vivir la ley desde su espíritu y no desde el mero cumplimiento de la norma. “Nosotros lo que queremos es aprovechar la alianza que por años hemos tenido con Brillo de Luna y materializar la aspiración de Cristalerías de Chile de ser una empresa inclusiva. La ley nos da esa posibilidad desde el espíritu, que es lograr una real inclusión”.

Las familias de los cuatro trabajadores que se integran a la planta de Llay Llay de Cristalerías de Chile se encuentran muy emocionadas por la nueva oportunidad, sobre todo porque sus hijos se desenvolverán en un ambiente laboral real, con nuevas personas y una calidad de vida más autónoma.

Para José Miguel del Solar, los cuatro nuevos colaboradores “serán parte de la empresa de forma permanente y al igual que cualquier trabajador, tendrán proyecciones y ambiciones. Esto nos genera un tremendo desafío, porque lo que queremos es que su inclusión nos impacte y nos obligue a mejorar los accesos, condiciones de seguridad y re pensar un poco nuestras estructuras. Se trata además de aportar desde una real inclusión, tomar el valioso camino de la diversidad y hacerlo parte de nuestra cultura”.

Vía Comunicado