Fundación PROhumana, Promoviendo la Responsabilidad Social en Chile
BUSCAR EN PROhumana
Nuestra Organización Asesorias Iniciativas PROhumana Publicaciones Prohumana Alianzas PROhumana al día
Responsabilidad Social Empresarial
Boletines PROhumana
Último número revista PROhumana
Nuevo libro sobre RSE
 
Estudio: Existe desconexión entre “pensamiento y acción” en Sustentabilidad
 
Nuevo sitio web reúne 400 estudios sobre Felicidad y Salud
 
Lanzan proyecto pionero para fortalecer la gestión de la información sobre Cambio Climático en Chile
 
Presentan Manual sobre Anticorrupción, Ética y Cumplimiento
 
 
 


LIDERAZGO EMPRESARIAL: DIMENSIÓN ÉTICA VS EFICACIA
Fuente: Elaborado a partir de Ginés Santiago Marco Perles: "Ética y Liderazgo empresarial: Una complementaridad necesaria", Papeles de Ética, Economía y Dirección, Nº 5, 2000


Documentos asociados: Caso y Herramienta

En el área de las ciencias de la dirección, fue Chester Barnard el primero en poner de manifiesto la relevancia de la ética para el liderazgo.  Este autor sostienen que el liderazgo está compuesto por dos dimensiones: una técnica y otra ética, o de “responsabilidad”.  Releva esta segunda dimensión “las organizaciones perduran  en proporción a la altura de la moralidad según la cual son gobernadas (...). Por lo que la fortaleza de una organización depende de la calidad, a su vez, deriva de la categoría de la moralidad sobre la que se apoya” (1)


Sin embargo, el interés de los investigadores se concentró de manera predominante en la dimensión técnica y, concretamente, en la racionalidad inserta en la toma de decisiones, por lo que las cuestiones relativas a la categoría moral del líder quedaron arrinconadas.


Se han hecho variadas definiciones sobre el término  “liderazgo”, el común de todos esos es: el liderazgo tiene que ver con una persona que logra que otras personas hagan algo.  Las diferencia en los conceptos se centran en cómo los lideres motivan a sus seguidores, en quién tiene voz y voto para diseñar los objetivos del grupo o de la organización.  En lo años noventa se ha definido el liderazgo como “una relación de influencia entre líderes y seguidores que desean cambios reales, que al mismo tiempo son reflejo de sus objetivos mutuos”.


¿En qué consiste un buen liderazgo?


El uso del término bueno toma aquí dos sentidos: “moralmente bueno” (ético)     y “técnicamente bueno”  (eficaz).  Si uno es buen líder en ambos sentidos, entonces se forma una conjunción lógica.  En otras palabras, para que la afirmación “ella es un buen líder” sea verdad, tiene que ser cierto que ella es eficaz y ética.


Es más común, sin embargo, decir que los líderes son buenos si son eficaces, pero no éticos.  Al sostener esta afirmación se corre el riesgo, a juicio de Ginés S. Marco, de no valorar las consecuencias que puede tener para la supervivencia de la empresa el que a medio y largo plazo se opte por la eficacia en detrimento de la ética.


El modo de evaluar el impacto de los valores del líder en una organización también depende de la teoría de liderazgo que adoptemos. En el siglo XX ha existido una proliferación de modelos de liderazgo, que hacen hincapié , en algún aspecto sobresaliente, en el carisma, en la situación, etc.


(1)Barnard, C. I. (1968): “The Functions of the Executive”,  Thirtieth Anniversary Edition, Harvard University Press, Cambridge, MA.



 
  Inicio    Recomiende este sitio    Declaración de Principios    Contacto