"SIGUE EL RADAR DE LA SUSTENTABILIDAD"

Search

(icono) No Borrar
ACTUALIDAD
Imprimir Imprimir

Deforestación en la Amazonía peruana por minería ilegal y tala clandestina bate récord en el 2018

Los ruegos del papa Francisco no fueron escuchados: un año después de su visita a la Amazonía peruana, imágenes captadas por satélites revelaron un récord de deforestación durante 2018, con la pérdida de más de 9.000 hectáreas de bosques.

Las imágenes obtenidas por el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP, en inglés) implican una aceleración de la deforestación en la parte peruana del principal pulmón verde de Sudamérica, debido a la minería ilegal y la tala clandestina.

“La deforestación generada por la minería ilegal de oro alcanzó su pico histórico en el 2018 con la pérdida de 9.280 hectáreas de bosque amazónico”, destacó el diario El Comercio al publicar las imágenes obtenidas por el MAAP con satélites.

La superficie de bosques que se perdieron en los últimos dos años en la Amazonía peruana es de 18.440 hectáreas, lo que “equivale a 25.000 campos de fútbol”, según el MAAP.

Esto implica que no fueron escuchados los ruegos del papa Francisco de proteger la selva amazónica, que cubre más de la mitad del territorio de Perú.

En su visita a la Amazonía peruana en enero pasado, el pontífice argentino lamentó la presión de las compañías multinacionales para explotar los recursos de esa vasta región, e hizo un llamado a proteger su medio ambiente y a los pueblos originarios.

“La Amazonía es tierra disputada desde varios frentes: por una parte, el neoextractivismo y la fuerte presión por grandes intereses económicos que dirigen su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro, monocultivos agroindustriales”, declaró Francisco en esa ocasión.

Sin embargo, ese mismo mes el Congreso peruano aprobó una ley que permite la construcción de carreteras en la Amazonía, medida criticada por líderes de pueblos nativos y ecologistas.

Con una superficie total de unos siete millones de kilómetros cuadrados, la Amazonía es una de las zonas con mayor biodiversidad en el mundo y su territorio está dividido entre nueve países, siendo Brasil y Perú los que ocupan la mayor extensión.

Ante el avance de la deforestación, varias iglesias lanzaron en diciembre una iniciativa conjunta de defensa de la Amazonía peruana.

“Desde nuestras diversas creencias, espiritualidades y culturas, tenemos la profunda convicción del llamado que todos los seres humanos compartimos para cuidar la Madre Tierra”, dijo el obispo católico Alfredo Vizcarra en el acto de estreno de la “Iniciativa Interreligiosa para los Bosques Tropicales en el Perú”.

En esta iniciativa también participan evangélicos, adventistas, musulmanes, luteranos, bahai, así como líderes de pueblos amazónicos.

Los religiosos advirtieron que la minería ilegal ha estimulado el “narcotráfico, la trata de personas, el contrabando” en esta vasta región selvática donde la presencia del Estado es insuficiente y muchas veces ineficaz.

Vía La Tercera

Fotos: Planet, MAAP