"SIGUE EL RADAR DE LA SUSTENTABILIDAD"

Search

Columnas

Josep Lozano: El debate pendiente de la RSE: ¿qué entendemos por éxito empresarial?

Te invitamos a ver la columna del Blog de Josep Lozano, donde hace una interesante reflexión respecto del futuro de la RSE.

Si quieres leer mas sobre esta interesante columna puedes hacer clic AQUÍ

Información Privilegiada: Mucho que ver con la responsabilidad

El uso de información privilegiada atenta contra la libre competencia y daña la igualdad de oportunidades, dos claves para el desarrollo de sociedades fundadas en un capital social bien entramado.

¿Es pertinente relacionar la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) con el uso de la información privilegiada?. La respuesta es inequívoca: sí. La RSE tiene que ver con la probidad y transparencia, dos de sus cimientos fundamentales. La responsabilidad esta directamente involucrada con la forma en que las empresas, sus ejecutivos o sus dueños, actúan en la esfera pública.

Se ha dicho que el uso indebido de la información privilegiada representa una falta ética. ¿Qué queremos decir cuando hablamos de ética?. Describimos una manera de vivir, un tipo de comportamiento y un marco de relaciones donde lo no lícito es perjudicar a otros. Si se entiende así, parece claro que lo que ha ocurrido recientemente en Chile daña las bases del desarrollo de empresas responsables.

El uso de información privilegiada apunta, por definición, a satisfacer el interés de unos pocos, que debido a esto, con más razón que nunca deben llamarse “privilegiados”. Esta satisfacción egoísta, abusiva, inmerecida, atenta contra la libre competencia y daña la igualdad de oportunidades, dos claves para el desarrollo de sociedades fundadas en un capital social bien entramado, el que sustenta la equidad, la igualdad, y finalmente, la democracia ética. Esta es una cadena inseparable. Por lo tanto, los daños que se le infieren no son aislados: repercuten sobre el todo.

En otras palabras, el uso indebido de información privilegiada no es sólo una falta ética: también es un atentado contra el propósito social de construir mercados donde todas las personas e instituciones compitan con igualdad de oportunidades y condiciones.

La RSE es hoy un modo de ser, una actitud, una seña de identidad empresarial. Por ello no puede ser indiferente a lo que afecta al prestigio del emprendimiento.

¿Dónde está la Responsabilidad Social de la Empresa?

Por Laura Novoa, Miembro del Consejo Consultivo Fundación PROhumana.

A veces es conveniente definir un concepto vía exclusión.

Citaré algunos casos que demuestran dónde no hay responsabilidad social de la empresa:
Un vehículo especialmente adaptado para transportar petróleo sufre un accidente y el petróleo termina contaminando el lugar. Aparece luego alguien que elimina todo vestigio de identificación del vehículo.

Se analiza al interior de una empresa la proposición de adelantarse a la reglamentación legal sobre residuos líquidos contaminantes. En el plan de inversiones de ese año, la empresa pospone la medida hasta que no sea impuesta obligatoriamente.

Los trabajadores de una empresa constructora encuentran restos arqueológicos en el desarrollo de sus obras y se les ordena llevarlos a un sitio distante y enterrarlos.

Ejemplos como los expuestos suelen darse en abundancia en el día a día de muchas empresas, sean ellas grandes, medianas o pequeñas.

En cada caso, la decisión proviene de quienes, dentro de la empresa, tienen atribuciones para resolver el claro dilema que se plantea entre ser o no ser socialmente responsables ante los eventos concretos a que los enfrenta su quehacer cotidiano. En el tercero de los casos citados, por ejemplo, entendemos que fueron los trabajadores, también integrantes de la empresa, quienes informaron el hecho.

No es difícil deducir de lo ya dicho que la fuente única de la responsabilidad social se encuentra en la formación ética de esas personas, sean propietarios, directores, altos ejecutivos, mandos medios, asesores, y aún simples dependientes en cuanto cada uno de ellas tenga la posibilidad de manejar, aunque sea en una pequeña medida, los destinos de su empresa.

No se necesitan grandes discursos ni desarrollar teorías difíciles de entender para que una empresa actúe en forma socialmente responsable Incluir el concepto en la definición de la misión de una empresa o crear una unidad administrativa con ese nombre puede ser insuficiente.

Es preciso que la semilla del respeto y amor por la humanidad, por nuestro medio ambiente, por nuestros valores, anide en los corazones de quienes integran una empresa y se instale transversalmente en todos sus estamentos, sirviendo de inspiración permanente y norte seguro en su proceso de toma de decisiones. A este objetivo debe apuntar el ideal de la empresa socialmente responsable.

La RSE: Triple objetivo de la empresa ciudadana

Por Jorge Awad Mehech, miembro del Consejo Consultivo Fundación PROhumana.

Toda empresa que aspira a ser reconocida en los distintos mercados globales donde opera, debe cumplir con las distintas directrices del desarrollo humano sustentable y con una nueva ética pública.

Para ello sus modelos de negocios deben considerar el cumplimiento simultáneo de un triple objetivo: económico, social y ambiental.

Esta nueva forma de posicionar los objetivos de una empresa significa valorar el nacimiento de la empresa ciudadana, con un compromiso no sólo económico con sus accionistas, consumidores y directos interesados. En esta nueva concepción de empresa se perfila un compromiso permanente con las futuras generaciones y con todos los actores que participan de su actual realidad, incluyendo por ejemplo, la trazabilidad de todos sus insumos, como la transparencia y confiabilidad de su gobierno corporativo.

Así estaremos construyendo empresas ciudadanas que logran el nivel necesario para optar al grado de una verdadera ciudadanía corporativa.

Con satisfacción, aprecio como en la memoria de importantes empresas nacionales se incluye destacadamente el informe de su desarrollo sustentable.

A modo de ejemplo quisiera citar cómo el informe de sostenibilidad de Endesa 2005 asume compromisos de “buen gobierno, la innovación, el medio ambiente, nuestras gentes, nuestros clientes, la sociedad y nuestros accionistas”.

Estos compromisos asumen una política de sostenibilidad que le permite a la empresa cumplir con su dimensión social, ambiental y económica. Además aspira a una nueva expresión ética sobre lo público, y ser un concepto matriz para promover una nueva ética ciudadana que contribuya a impulsar un desarrollo justo y sustentable.

En esta forma se seguirán desarrollando empresas ciudadanas que superan a las económicas capaces de crear mayor valor por sus resultados en los ámbitos económicos, social y ambiental, junto a una nueva ética de lo público.

Seminario Itinerante PROhumana en Canadá: ¡Rescatar lo mejor de nuestra experiencia!

Por: José Miguel del Solar, Gerente Recursos Humanos, Cristalerías Chile.

“RSE, en el ADN del ser y hacer empresa en el Chile del siglo XXI”

Por: Soledad Teixidó. Presidenta Ejecutiva de Fundación PROhumana