"SIGUE EL RADAR DE LA SUSTENTABILIDAD"

Search

(icono) No Borrar
COLUMNAS
Imprimir Imprimir

Sequía y Desertificación, un problema nacional y mundial

Por: Margarita Ducci, Directora Ejecutiva de Red Pacto Global Chile (ONU)-UNAB

Durante estos días, el mundo celebra el Día Internacional de la Tierra, fecha que nos recuerda la importancia de nuestro planeta y su ecosistema, el que nos brinda la vida y el sustento.
Pese a esta premisa, existe un consenso entre los científicos, comunidades y los estados, que si no modificamos nuestra visión de desarrollo del planeta e iniciamos procesos de mitigación de los daños que hemos provocado durante siglos, ponemos en grave riesgo el futuro de nuestro hogar común.
El ser conscientes de este cambio de mentalidad es algo fundamental.
Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los fenómenos extremos no sólo seguirán este 2017, sino que los resultados de diversos estudios indican que el calentamiento de los océanos podría ser más pronunciado de lo que se creía. Esto, agregado, a que el ritmo de crecimiento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, sigue aumentando.
Algunos de estos elementos, han provocado que gran parte de nuestro país presente un estado de escasez hídrica, incluso en algunas comunas de la zona central, donde la población ha decidido emigrar a otras ciudades.
La Corporación Nacional Forestal (Conaf) indica que el 72% de la superficie de Chile sufre de sequía en alguno de sus grados. Incluso, se muestra que 156 de las 345 comunas del país presentan riesgo de desertificación, lo que es una amenaza que podría afectar a más de seis millones de habitantes, es decir, al 38% de la población.
La acción humana, sumada a los factores climáticos, como el aumento de la temperatura y la baja de las precipitaciones, ha influido directamente en la reducción o pérdida de la producción biológica y económica de nuestro planeta.
Para contrarrestar estos problemas, la Conaf ya presentó el Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación, la Degradación de las Tierras y la Sequía, a implementarse entre 2016 y 2030. Esta iniciativa busca generar sistemas permanentes de monitoreo de distinta índole, para poder anticiparse a los efectos del Cambio Climático.
El desarrollo sostenible de nuestro planeta es un trabajo de todos. Por ello, se hace una necesidad imperiosa, el modificar las actividades humanas que impactan negativamente el medio ambiente. Celebremos esta fecha y respetemos a la Tierra aportando nuestro propio granito de arena.

VÍA/PACTOGLOBAL