"SIGUE EL RADAR DE LA SUSTENTABILIDAD"

Search

(icono) No Borrar
ARTíCULOS RSE
Imprimir Imprimir

El comercio justo como expresión del consumo responsable

Fuente: Fundación PROhumana

El consumo mundial ha aumentado a un ritmo sin precedentes en el último siglo. La vida humana se ha sostenido y nutrido del consumo, que más bien hoy en día, es un impulso del desarrollo de las naciones.

 

El problema central no es el consumo, sino las pautas y los efectos que trae consigo el hecho de exagerar en su práctica o no respetar ciertos parámetros como consumidor.

 

La idea, es crear un ambiente propicio para el consumo sostenible, en que tanto consumidores como productores tengan los incentivos y las opciones para avanzar hacia pautas de consumo menos dañinas, desde el punto de vista ambiental y social, o sea hacia un consumo responsable.

 

Pero además, aquí surge como contraparte el concepto de comercio justo, el cual está relacionado directamente con la responsabilidad que tiene las empresas sobre los productos que venden y de cómo los exponen en el mercado.

Comercio justo, se define comúnmente como un acercamiento alternativo al comercio convencional. Es una relación comercial amistosa que persigue el desarrollo sostenible de productores desfavorecidos y excluidos del mercado, con las grandes empresas.

 

Éste se puede lograr mediante la participación trisectorial, a través de la aplicación de mejores condiciones comerciales por parte de las empresas, la sensibilización de la sociedad y la realización de campañas a nivel mundial por parte de los gobiernos, entre otras.

 

Pero además existen metas de carácter general, las cuales transformarían el escenario actual en un escenario óptimo para el desarrollo del comercio justo, el cual traería consigo un consumo responsable.

 

Respecto de las metas, éstas son:

  • Mejorar el nivel de vida de los productores de toda índole, facilitándoles el acceso al mercado y no cerrándoles las puertas o marginándolos. Generalmente, esto se produce en la producción rural o agrícola.
  • Pagar un precio justo y cada vez mejor por los productos que se consumen, ya sea directamente o a través de empresas.
  • Sensibilizar a los consumidores de los efectos negativos que podrían producirse de no ejercerse el comercio justo, no sólo para las personas sino también para el entorno a nivel ambiental.

 

Es de esperar que en conjunto se comiencen a implementar medidas para el logro de éstas y otras metas en relación al comercio justo, pero por sobre todo, son las empresas quienes deben dar el primer paso para establecer un comercio que respete a sus productores, y producir así el efecto del consumo responsable por parte de la comunidad.